soyluismarquez.com

Blog de Vídeo Marketing y Social Media

50 trucos de ayuda para editar vídeo profesional
Vídeo Marketing

50 trucos de ayuda para editar vídeo profesional

Si alguna vez has tenido dudas a la hora de cómo, por dónde y de que manera hacer edición de vídeo, no te puedes perder ninguno de los 50 trucos de ayuda para editar vídeo profesional que te van ayudar muy mucho y te facilitarán la labor y el tiempo.

Decirte que estos trucos son aplicables a cualquier software de edición, el problema que tiene la gente casi siempre es por mala organización del trabajo, por que la técnica son cómo las canas, te las da el tiempo. ¡Empecemos!

 

1. Mantén el ritmo adecuado.

Ni muy rápido para no perder el interés de tu público, ni demasiado lento para que no se aburran, busca un punto intermedio, para captar su atención, tu objetivo es que se queden contigo hasta el final. ¡A ver si lo consigues!

 

2. Determina lo que impulsa a la escena y comienza a editarlo.

Deberás averiguar cual es tu elemento conductor, el que te va a impulsar hacia adelante y será la columna vertebral de tu pieza. A veces puede ser el ritmo de la música, a veces será una conversación o diálogo, a veces es una secuencia de disparos y otras veces puede ser un plano detalle de algo que aparece cada pocos segundos. Sea cual sea, esta debe ser tu conductor y la que lleve la voz cantante sobre el resto de la pieza.

 

Determina lo que impulsa a la escena y comienza a editarlo.

 

3. Planos de reacción.

Utiliza planos que hagan reaccionar al espectador, que lo hagan sentirse participes de lo que ven. Además, dichos planos de reacción permiten al espectador digerir lo que ocurre. Esto es aplicable a la comedia, horror y a casi todos los otros géneros que se pueda imaginar.

 

4. Comprime el tiempo para evitar el aburrimiento.

Que tostón más grande es ver caminar alguien durante un largo espacio de tiempo o verle comer como si lo fueran a prohibir. Lo mejor es hacer pequeños cortes o ediciones en diversos ángulos de cámara para comprimir el tiempo y conseguir que la acción sea más rápida y digerible. ¡Si, por favor!

 

5. Prolonga el tiempo para intensificar un momento dramático,una broma, un poco de acción, etc.

A veces, es un momento tan interesante, importante o poderoso que tiene sentido prolongar el tiempo para intensificar el momento. De la misma manera que hable en el punto anterior; el corte entre los diferentes ángulos de la cámara puede comprimir tiempo, pero también se puede utilizar para expandirlo. Mostrando el mismo evento desde múltiples ángulos le permite reproducir de manera efectiva con el fin de obtener un tiempo más prolongado de lo que realmente tuvo.

 

6. Recuerda la historia y los arcos de los personajes.

Cuando estés editando y seleccionando los planos de tus personajes, recuerda siempre, que ocurre, que está ocurriendo y que va a ocurrir. Asegúrate de que el desarrollo del arco del personaje fluye adecuadamente a través de la historia. Puedes hacerlo reuniendo pequeños cortes ya editados y juntarlos todos para verlos en conjunto, para ver que tal lo ves. De esta manera, puedes tener una visión y un desarrollo del personaje muy rápidamente, sin tener que mirar toda la película.

 

7. Sigue editando.

En ocasiones la ideas tardan en llegar y no se empiezan a ver en nuestra línea de tiempo. Cuando estés falto de creatividad, no te rindas, sigue editando y probando diferentes caminos y maneras de contar lo que sea que estés produciendo. Es cuestión de tiempo que veas algo que te inspire para encontrar el camino correcto. “Encontrar el camino difícil es”

 

8. Coincidencia del corte de imagen y audio.

Usa un truco que te va a hilar una escena con otra y te va a dar continuidad cinematográfica. Puedes finalizar el plano coincidiendo con el corte del audio, así conectamos ideas y escenas. ¡Mola, eh! Una forma original y creativa con muchas posibilidades y recursos.

 

9. Edita en bruto y luego afina.

No es bueno recrearse en detalles de edición al principio. Primero obtén una estructura en bruto y luego empieza a ajustar en detalle audio y vídeo. Todo esto te va a permitir más velocidad creativa, acabar antes tu pieza y con unos resultados óptimos. Es cómo si tienes una barra de pan (en bruto) la troceas y la rellenas (afinas) de lo que más te guste. ¿Porqué sola cómo que no sabe a nada? ¿No? 😉

 

10. Cortes en diálogos, pausas o momentos tensos.

Es buena opción hacer ediciones cuando haya picos de intensidad en escenas de diálogo, pausas o momentos tensos. Esto os vendrá bien para ir de un personaje a otro, o para acortar el tiempo; además el corte pasará desapercibido.

11. Corte en movimiento.

Este es un truco de edición de vídeo bastante importante, diría fundamental. La manera más fácil de hacer un corte invisible es cortar cuando haya movimiento en la escena. Esto puede ser durante el movimiento de un personaje , un giro de cabeza , un gesto o un golpe. También podemos hacer el corte en el movimiento de la propia cámara. Todo esto generará una experiencia más fluida para el espectador.

 

12. Motivación de los cortes.

Usa esto como ventaja, para crear una pieza fluida . Un ejemplo sencillo sería el primer plano de la cara de un personaje y como sus ojos se ven fuera de la pantalla , lo que motivó un corte a algo que están mirando. Cuando los cortes tienen motivación por algo , van a parecer más naturales y no van a molestar al espectador, al contrario.

 Motivación de los cortes.

 

13. Uso de tomas de inserción.

Las tomas de inserción te van a ayudar a realizar transiciones entre escenas , definiendo con más detalle lo que está pasando , centrándose la atención del espectador, así cómo proporcionando información de lo que ocurre. También lograremos romper con la monotonía de los planos medios que pueden tender a plagar nuestra pieza. 

 

14. La mirada del actor para saber cuándo cortar.

En ocasiones nos podremos servir de los ojos de un actor o actriz para cortar y pasar a otro personaje o escena, o para cambiar de ángulo de cámara. El movimiento del ojo puede ser una motivación para hacer una edición, si no estás seguro de dónde pegar el tajo ¡mírame a los ojos tontorrón! 🙂

 

15. Estimulación con movimientos de cámara.


Obviamente , la disponibilidad de tomas con una cámara en movimiento se determina durante el rodaje, pero también puedes acelerar tu mismo la acción
haciendo uso de los acelerados falseados. La ventaja de esto es que cuando cortes de un plano quieto a uno en movimiento, tendrás la capacidad de reducir la duración de tomas y acelerar el ritmo ¡genial par que no se aburra el espectador! ¿no?

 

Estimulación con movimientos de cámara.

 

16. La elipsis no siempre está mal.

Úsala si, pero no te pases. La audiencia es tolerante con el uso de elipsis, siempre y cuando lo uses con cabeza. Si das el salto de una escena emotiva a una dramática, cabe la posibilidad de que sea un poco incómodo y molesto, sin embargo un corte repentino puede dar a tu pieza un toque de nerviosismo, estilo y puedes llegar a sorprender a tu audiencia.

 

17. Edición al despiste del espectador.

Ya sea que edites en movimiento , sonidos o grandes momentos de intensidad , la clave es cortar cuando se distrae el espectador. ¿What? ¿Y cómo hago esto?. Conviértete en mago y distrae a tu audiencia, desvía su atención pasando por detrás de las escenas sin que se den cuenta. ¿Me tomas el pelo? ¿Que tengo que ser, el Juan Tamariz de los vídeos o qué?, Qué no, que no; esto lo vas a hacer de la siguiente forma; usa fundidos a negro para pasar de una escena a otra y jugar con el espacio tiempo (a lo Tarantino) ¿A qué ahora te mola más? Ser Tamariz esta de moda en edición.

 

18. Fundidos a negro y fundidos cruzados.

Aunque es un truco básico, es bueno recordarlo y tener en cuenta, ya que con los fundidos a negro podremos dar paso a nuevas escenas y con los fundidos cruzados indicaremos el paso del tiempo. Muchos editores tratan de evitar su uso, pero si se usan con moderación y de manera correcta, podemos llegar a un resultado óptimo en muy poco tiempo. Debajo os dejo un tutorial para que veáis cómo hacerlos en Adobe Premiere. 👇🏻

 

 

19. Variación del ángulo de cámara entre tomas.

Si tienes que cortar de una toma a otra de la misma escena, asegúrate de que el ángulo de la nueva toma tenga al menos 45 grados diferente de la primera . De lo contrario, el corte será algo brusco y se verá como un error. Si no se puede cortar en un ángulo lo suficientemente diferente , tratar cambiar de escena.

 

20. Variar la distancia de la cámara al cortar planos de la misma escena.

Similar al punto anterior. A menos que estés haciendo algo con un estilo propio, lo mejor es variar la distancia de la cámara al editar un plano dentro de la misma escena, esto hará que sea más natural y te ayudará a mantener el corte.

 

21. Fundidos de audio para prevenir el “popping”

Por los general los software de audio tienen una forma bastante rápida para aplicar fundidos de audio y vídeo. Úsalos al inicio o al final de los clips de audio, desvanece suavemente dentro y fuera úsalo en efectos de sonido , diálogos, música, etc. Estos fundidos suavizados te van a evitar y prevenir del “popping” (qué es cuando se oye un molesto petardeo en la mezcla)

 

22. Música de fondo y los efectos sonoros sobre el diálogo .

Si la narración o el diálogo se oyen con dificultad, el espectador va a estar confuso, no se va a enterar bien de la historia y lo más grave, va a perder el interés. Para evitar esto usa música de fondo pero equilibra y da más protagonista a lo que pasa en escena, no abuses de los efectos sonoros. ¡Que a todos se nos va al tecla y nos volvemos locos! y luego no hay un dios que se entere.

 

23. Efectos cutres ¡no gracias!

Nada de usar efectos de gritos cutres que has grabado tu mismo con pocos medios, ni cortinillas de estrella y horrorosas efectos de páginas. A no ser que tu pieza quiera tener tintes retro sesenteros, y el protagonista sea Fernando Esteso en tiempos de Los Bingeros. Pero si no es así, por favor huye de estos efectos cómo de la peste. ¡Cortinilla de estrella y corten!

 

 

24. Edición de la música para un mayor impacto.

Trata de guardar la música para momentos de importancia, para puntos intensos que son propicios al corte. Darás una señal al espectador de que lo que ve es significativo. Existen muchas excepciones  para esta regla, pero si haces un esfuerzo y usas la música con moderación, hallarás un mayor impacto en tu pieza. ¡La música amansa a las fieras y atonta a las ratas! by Flautista de Hamelín.

 

25. Comprime la narración y los diálogos si es necesario.

Los compresores sirven para nivelar los altos y los bajos de una pieza de audio. Tienen muchos usos, pero uno bastante útil sería su aplicación en líneas de diálogo y narración para facilitar su audición sobre un montón de efectos de sonido o música. ¡Canelita fina! Lo que lograremos con el compresor será dar impulso a algunos niveles bajos en diálogos y así nos aseguraremos que no se pierde ninguna palabra o se escuche mal. Ten cuidado de no tocar demasiado el compresor, porque de lo contrario el personaje va a acabar hablando cómo un robot del futuro, artificial y poco natural y eso ¡no! lo queremos.

 

26. Asegúrate de que el audio no se sature.

Este es un truco básico tanto en edición para película, cómo para cualquier pieza audiovisual. Ten muy en cuenta que durante las escenas con mucha acción o sustos las pistas de audio pueden tornarse a rojo rápidamente y darnos unos niveles de audio por encima de lo que queremos, así que regula y vigila eso, puedes usar el compresor mencionado anteriormente o si quieres hilar más fino usar un ecualizador de bandas ,que es otro invento del averno musical para conseguir que tus mezclas queden perfectas y profesionales.

 

27. Mezcla siempre en estéreo, nunca en mono.

Aquí el único mono que hay soy yo, 😜 así que olvídate de usar audios mono para hacer mezclas, más que nada porque sólo tienen un único canal por el que fluye toda la información y difícilmente vas a poder jugar mucho. Con mezcla estéreo tendrás la capacidad de desplazarte del canal izquierdo al derecho y viceversa (efectos de coches, llamadas en off, etc), también nos dará sensación de amplitud espacial al viajar entre canales y en mejor de los casos el espectador se verá inmerso en la propia escena. (aquí influirá la calidad de nuestros altavoces o auriculares)

 

28. Reverb y  D- verb para paradas musicales.

Truco bien molón, muy utilizado en toda la industria y en muchos tipo de edición. Se usa cuando quieres detener la música antes de un final natural, pero no quieres que sea demasiado brusco. Para hacerlo sitúate en la pista después de un ritmo o golpe y aplica d-verb o un efecto de reverberación hasta el cierre final. Puedes variar la longitud y el tipo de efecto reverb dependiendo del tipo de salida que quieras hacer. El resultado será una parada agradable en la música, bien resuelta y nada brusca. Vamos que vas a dejar el pabellón en todo lo alto ¡Tu mejor chantatachannnn! A continuación os dejo un práctico vídeo de cómo aplicar efectos de reverberación.👇🏻

 

29. El audio de transición entre escenas (Pre-Lap)

Un buen truco de transición de vídeo es el Pre-lap, que por definición sucede cuando el diálogo (o cualquier sonido) a partir de la siguiente escena se inicia antes del corte de la escena anterior. Técnicamente el audio queda montado con antelación (arriba o abajo de la pista máster) para presentarnos la escena que viene a continuación. (cabalgado de audio) Esto se va a dar cuando al finalizar una escena ya estemos escuchando el audio que nos va a presentar la siguiente escena ¿Lo entendéis ahora, no? Este es un ejemplo muy simple, divertido y creativo.

 

30. Diseño de audio para construir momentos y liberar tensión.

No siempre hay que depender de la música para desarrollar el estado de ánimo de una escena. No tengas miedo de usar cualquier elemento que te ayude a construir la atmósfera adecuada y perfecta para emocionar al espectador. Usa diferentes estilos de librerías, práctica y prueba mucho, haz las de compositor de música mientras editas y verás que vas ganando el control sobre el estado de ánimo y el tono de tu pieza.

 

31. Personaliza y utiliza los atajos de teclado.

Todos tenemos nuestra propia manera de trabajar en el ordenador, pero sin duda los que van drásticamente más rápido son los que usan atajos de teclado. En función del software que usemos configuraremos los atajos de una forma u otra, el mejor sistema de trabajo se distribuye con la mano izquierda, la cuál permanece en la misma posición y tiene a su alcance el acceso directo a gran parte del teclado sin desplazarse demasiado y la mano derecha que la tenemos en el ratón para hacer clic y arrastrar pistas o elementos. Con los atajos de teclado reduciremos un 95% el tener que hacer clic. No está nada mal ¿no?

 

completas guías de atajos de teclado

32. Organiza tu material.

Es importante a menos que estés trabajando en un proyecto pequeño, debes organizar bien tus materiales. Esto incluye todas las secuencias de vídeo, la música, la narración, efectos de sonido, material gráfico o cualquier otra cosa que puedas necesitar.  Independientemente de cómo lo hagas asegúrate de que el material está bien organizado, porque de lo contrario vas a perder mucho tiempo en la edición y vas a perder muchas oportunidades de hacer una buena edición, todo por no tener el material organizado y apunto.  Créeme que merece la pena perder tiempo en organizar tu material, para luego tener buenos resultados.

 

Organiza bien tu material

 

33. Material favorito.

Una vez organizado todo el material es bueno que tomes notas y añadas a favorito el material que va ser relevante a la hora de editar en tu pieza. Esto te va ayudar a avanzar más en tu edición y a tenerte el material bien clasificado por si hubiera cambios o problemas repentinos. ¡Qué a veces pasa!

 

34. Efectos preestablecidos y plugin en un “bin”.

En ocasiones te sucederá que vas a realizar el mismo efecto o vas a usar el mismo plugin varias veces durante la edición, tales como “time warps”, pictures zoom o efectos de audio. Lo mejor es que una vez los configures lo guarden en un “bin” (todo esto si usas Avid Media Composer), un bin es un contenedor a modo de carpeta dónde organizarás este tipo de material, útil para tu proyecto y exportable a otros. ¡Aquí se aprovecha todo!. 😀 Tan fácil cómo si los quieres usar, arrastrarlo encima del clip, esto te ahorrará tiempo y podrás centrar tu atención en aspectos más importantes.

 

35. Zoom en la línea de tiempo.

Hay que tener precisión médica en cada corte, para ello nos vamos a servir de la lupa, 🔍 para hacer zoom sobre la línea de tiempo o timeline. Esto te ayudará a centrar tu campo de visión y a ser más exacto en lo que haces, a realizar buenos retoques de la imagen y el audio y también haciendo esto vas a poder localizar posibles errores o “frames fantasma”, que pueden llegar a ser incómodos. Te ánimo a que una vez hayas editado en bruto afines y te metas hasta la cocina para colocar todo a la perfección.

 

Zoom en la línea de tiempo.

 

36. Dos monitores mejor que uno.

He experimentado en mis carnes la necesidad de tener un segundo monitor y créeme que se nota y mucho. Si ya hemos hablado que tienes que tener bien organizado todo tu material, ni que decir tiene que una segunda pantalla la uses únicamente para tener todo el material que previamente has seleccionado y en el otro monitor tu línea de tiempo y demás ventanas de edición. Tener ese espacio extra te va ayudar a poder manipular varios proyectos, llegar a todo el material y a tener el control de todo. Porque aquí tu eres el que está a los mandos de la Enterprise y si se estrella la reparación va a ser dolorosa.

 

37. Evita la edición en paralelo.

Aunque es un truco muy clásico en cine, en ocasiones no es muy buena idea, ya que al cortar de una toma a otra en el mismo momento del corte del audio, puede no quedar muy allá de lo deseado. Nosotros queremos una edición suave sin interrumpir al espectador ni confundirlo ¿recordáis?. En lugar de hacer una edición en paralelo, podemos recurrir a la técnicas de J Cut y L Cut, ambos son tipos de cortes que se utilizan de manera muy sutil para mover al espectador a un cambio de escena , ya sea por superposición de audio en la siguiente escena o por el corte de vídeo de la siguiente escena, mientras el audio permanece debajo. Estas superposiciones hacen de las transiciones sean menos bruscas y son tan eficaces que el espectador no suele ser consciente de ellas. 

 

evita la edición en paralelo

38. Diferentes ángulos y tiros de cámara para un corte rápido que genere intensidad e impacto.

Ideal para generar una secuencia frenética y aumentar el ritmo, es mostrar diferentes ángulos de acción, hacer cortes rápidos entre planos cortos y grandes angulares para generar velocidad. Si tu película es de acción o hay coches de por medio, este truco te viene como anillo al dedo, pero recuerda darle descanso al espectador de vez en cuando con algún corte a plano general.

 

39. Varia el ritmo y los niveles de sonido para crear contrastes.

En la vida los momentos o acontecimientos de especial interés tienen un contraste especial ¿no?, pues en edición de vídeo y audio pasa lo mismo. Al variar el ritmo o la intensidad vamos a estimular al espectador. Si pasamos de una escena en voz alta a una más tranquila, estaremos creando sensaciones y por lo tanto contrastes y viceversa. Usa estos contrastes para acentuar momentos o picos de tu edición importantes.

 

40. Duplica tu línea de tiempo y guardar múltiples versiones.

Nunca sabes cuando la naves que pilotas, va a decir ¡hasta aquí hemos llegado!, se cauto y duplica tu línea de tiempo y realizar varios guardados del proyecto ¡Que duendes haber los ailos! No sólo por problemas técnicos puede ocurrir que pierdas todo lo que has estado haciendo; imagínate que estas probando un efecto nuevo o plugin, te equivocaste y quieres volver hacía atrás; pues te recomiendo hacer copias de secuencia (sobre todo si es algo engorrosa y te llevo mucho tiempo sacarla) Y no olvides poner etiquetas y nombrar absolutamente todo, tanto si es válido cómo si no, imagínate que te relevan de los mandos de la nave y cambian de capitán, déjale el camino marcado al menos.

 

41. Movimientos falsos de cámara cuando sea necesario.

Los movimientos de cámara más comunes suelen ser animaciones a cámara lenta o haciendo zooms para fingir un plano. Puedes empezar a falsificar diferentes movimientos de cámara, te sorprenderás de la cantidad de valor que tiene en producción, de los trucos que puede llegar y lo de si que da un plano. Esto nos puede valer para arreglar una escena y lo que antes era un peñazo cómo una casa, ahora parece más interesante, todo depende desde el prisma por el que se mire, en este caso la cámara falseada.

 

42. Edición en transversal para crear intensidad.

Ideal para generar suspense y anticiparse al plano, es simplemente un truco de edición de vídeo que consiste en cortar de un lado a otro dos eventos que ocurren en diferentes lugares o momentos. Por ejemplo, un ladrón merodea alrededor de una casa, de repente entra en la casa y pasamos a corte a ver a los dueños que duermen plácidamente, sin darse cuenta del peligro, no salimos de la misma escena pero cambiar transversalmente de plano, la tensión va in crescendo.

 

43. Tono de sala y ambiente para suavizar diálogos.

A veces sucede que entre que un personaje acaba de hablar y el otro empieza, hay un espacio o “aire muerto” , que podemos rellena con una sección de pista de audio dónde los personajes no están hablando, gracias a que micrófono recogió sonido de ambiente. Selecciona un trozo de ese ruido y colócalo entre medias de los personajes (en la pista de audio obviamente) y aplícale una disolución de audio en medio del clip, esto creará una transición más fluida de una línea a la siguiente, y evitaremos que nuestra pieza quede muda por momentos.

44. Sube el volumen al mezclar.

Muy aconsejable y casi obligatorio sería subir el volumen de tu mezcla, así evitamos dificultades de escucha entre otras muchas razones. Hazte con unos auriculares para no molestar a los que te rodean mientras tocas el volumen de tu mezcla, esto te va a ayudar a afinar y a darle tu toque especial. ¡Recuerda quién es el parte el bacalao!

Sube el volumen de tu mezcla

45. Da tiempo a tu audiencia se ría o piense en momento importantes.

A veces sucede que después de una broma o un chiste, si la risa es muy fuerte y continuada, puede pasar que no se escuche lo que viene inmediatamente a continuación. Asegúrate de que hay tiempo suficiente para que tu audiencia recupere la compostura antes de dar paso a una escena con información o relevancia, lo mismo nos ocurre si queremos que la audiencia piense o quiera darse cuenta de algo. Tiene que haber tiempo para todo. Este sería un genial ejemplo de un no parar de reír, con trama e información principal de por medio.

46. El silencio total es poco natural.

El silencio 100% no existe. Incluso cuando estamos aislados del ruido, nuestro propio organismo genera ruido, el sistema nervioso, los latidos del corazón, etc. No es muy natural que cuando una granada estalle cerca de un personaje, dicho personaje se quede sordo del todo, porque de fondo se oirán disparos, las voces de los compañeros; todo esto hará que sea más natural, que si lo dejamos mudo del todo. Para evitar esto rellenar con insertos de audio en una pista adicional.

47. Describe el entorno y da continuidad a la historia con ayuda del audio.

Cuando decidas que elementos debes incluir en tu mezcla, recuerda que no debes incluir todos. Incluye sólo elementos y sonidos necesarios para establecer el entorno, dar pistas al espectador y dar continuidad a la historia que estás contando. Recuerda que debes contar mucho con muy poco, por aquello de no complicarte tú y no liar al espectador ¡Clave!

 

48. Edición de un documental usando primero el audio.

Una gran truco de edición cuando se trata de un documental es empezar a editar el audio, encontrando las líneas de narración y diálogo que nos están contando la historia y sobre todo ello construir la línea de tiempo. Una vez que lo tienes todo, puedes empezar a añadir material de archivo (que previamente has seleccionado y etiquetado), con este modo de edición te centrarás en lo que es más importante, el mensaje.

 

49. Mantenerse objetivo.

Conoce a tu público, recuerda lo que sabe y lo que no sabe, es fácil estar familiarizado con tu material y que des por hecho información que se debe saber y a penas pasas por alto explicarla. Por otro lado un exceso de información hará que tu pieza sea poco inteligente y parecerá hecha para niños. Mantén el equilibrio y lo más importante es conocer a quién te esta viendo, o al menos saber hasta dónde llega para provocar el impacto deseado.

50. Cuidado con sincronizar sonido y música a la imagen.

Créeme que el cerebro humano es asombroso, y detectará la mínima diferencia por pequeña que sea, ten cuidado al usar efectos de sonido y música que puedan ser muy predefinidos ya que al sincronizar algo en particular, cómo un golpe o puñetazo puede quedar fuera de lugar, resultar extraño y por tanto disminuir el impacto de atención. Estos detalles pueden parecer insignificantes , pero un problema de sincronización hace que el espectador pierda el foco de atención y lo saque de la experiencia en la que esta inmerso y eso es un problema grave.

Cuidado con sincronizar sonido y música a la imagen.

 

Y hasta aquí la biblia de los 50 trucos de ayuda para editar vídeo profesional, os aseguro que tenéis en cuenta alguno o la gran mayoría no vais a fallar en lo que estéis editando. Recordar: Organízate bien el material, aplica tus conocimientos con cabeza y sabiendo lo que vas a transmitir, juega con las sensaciones del espectador pero sin pasarte, apóyate en el audio para contar con poco mucho y sobre todo cuenta buenas historias con las técnicas y trucos que has aprendido. ¿Lo harás?

Escrito por Luis Márquez in 16 abril, 2016 / 678 Visitas

16 Comentarios

  • Manu 17 abril, 2016 at 11:37

    Enhorabuena Luis! Has hecho un trabajo inmeso, de gran ayuda y que aporta valor en cuanto a conocimientos, me encantaría poder trabajar juntos en un futuro, en algún proyecto en común, seguro que si.
    Un placer tenerte como compañero.
    Felicidades por tu trabajo

    Reply
    • Luis Márquez 17 abril, 2016 at 12:31

      Me sacas los colores amigo Manu, comparto lo de currar juntos, ya conociéndote se que eres un excelente compañero y mejor persona, además de un ¡crack! Muchas gracias por leerme y espero que tomes nota de alguno de los 50 trucos de ayuda Un abrazote!!

      Reply
  • Rubén 17 abril, 2016 at 20:21

    Muy trabajo recopilando todos los tips, agradezco la cita a mi sitio, espero poder hacerlo de vuelta en algún momento. Saludos!

    Reply
    • Luis Márquez 17 abril, 2016 at 22:39

      Muchas gracias Rubén, un placer, la verdad es que me vino de perlas para el punto de los atajos, ¡muy buenas guías si señor! Un saludo.

      Reply
  • Carolina 6 mayo, 2016 at 21:55

    ¡Que crack del vídeo! Geniales tus consejos(me los quedo todos) con avid media composer, todo un pro para la edición de video:

    Un saludo!

    Reply
    • Luis Márquez 7 mayo, 2016 at 9:19

      Muchas gracias Carolina, si te tiras por Avid Media Composer estás apuntando muy alto, eso esta muy bien, te puedo aconsejar para empezar Adobe Premiere y si eres fan de mac Final Cut, ambos son un pelín más fáciles y puedes aplicar todos estos truquis. Ya me enseñarás los resultados. Ánimo!!

      Reply
  • Leonor Cañuelo 25 junio, 2016 at 19:05

    ¡Cuánto he aprendido con tu post, Luis! La verdad es que es uno de esos que se deben guardar en marcadores para leer una y otra vez, sobretodo para los que estamos empezando con esto de la edición de vídeos. Me han gustado mucho tus consejos, enhorabuena! 🙂

    Reply
    • admin 26 junio, 2016 at 10:59

      Pues te animo a que le des caña a la edición de vídeo, que esta cogiendo mucha fuerza y tiene mucho potencial, además la gente cada vez lee menos. Muchas gracias por dedicarme un minutillos.

      Reply
  • Jesús 14 julio, 2016 at 15:12

    Estupendo post con consejos muy útiles a tener en cuenta para editar videos. Enhorabuena!

    Reply
    • admin 14 julio, 2016 at 19:31

      Si te das cuenta muchos son de sentido común para facilitar la labor de edición, pero siempre viene bien algún que otro truco profesional para diferenciarse. Gracias Jesús. Un saludote.

      Reply
  • Judith Cuatrecasas 17 agosto, 2016 at 19:26

    Después de leerte ya no hay excusa para lanzarse a editar… Que pedazo de guía! me la guardo para estudiarla bien 😉

    Reply
    • admin 19 agosto, 2016 at 8:26

      Me alegro que te sirva, algunos son más avanzados que otros, pero en líneas generales te ayudarán mucho. Muchas gracias.

      Reply
  • Paco Vargas 28 agosto, 2016 at 12:23

    Genial entrada. Precisamente me pilla introduciéndome en la realización casera de vídeos. No creo que esté en disposición de aplicarlo todo ahora (algunos de los trucos son para haber practicado algo ya), pero me lo guardo para cuando llegue el momento.

    ¿Te has planteado editar esta entrada en pdf? Sería muy útil, la verdad.

    ¡Enhorabuena!

    Reply
    • admin 28 agosto, 2016 at 13:52

      Mil gracias por tu comentario Paco, pues me diste una idea con lo del pdf, me pongo a ello ,para dar la opción de descargar la entrada en pdf. Un saludo.

      Reply
  • hechizos de amor 2 diciembre, 2016 at 1:40

    excelente infotmacion, muchas gracias por estos buenos consejos, los pondre todos en practica. saludos

    Reply
    • Luis Márquez 11 diciembre, 2016 at 17:40

      Muchas gracias, me alegro que te sirvan. un saludo.

      Reply

    Por favor, publique sus comentarios y comentarios

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Pin It on Pinterest

    Shares